El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


Programa para la creación de empleo de la fundación Emprender

Nuevo programa para la creación de empleo de la fundación Emprender en Aragón


La Fundación Emprender en Aragón realizará un evento en Zaragoza para el fomento de la creación de empresas. Este programa se encuentra bajo la tutela de la Fundación Emprender en Aragón. Bajo el nombre Startup Pirates, este evento se dirige a emprendedores, cuya finalidad es la de crear un negocio en calidad de autónomo. Dará inicio el día 9 de noviembre, culminando el día 16 de ese mismo mes. Se trata de una asociación sin ánimo de lucro que organiza un evento independiente, bajo el respaldo de ediciones anteriores en Portugal y varias ciudades mundiales como (Bratislava, Macau, Cape town, Rio de Janeiro, Maastricht…


Con un aforo máximo de 35 personas, este programa trabajará sobre el mundo del emprendimiento, ofreciendo oportunidades y herramientas para la creación de un negocio. Por medio de talleres, clases y otra serie de actividades los asistentes recibirán información e ideas sobre el tipo de actividad laboral que más se ajusta a sus características personales.  Además ofrece la oportunidad a aquellas personas que ya cuenta con una idea de negocio, de explicar su modelo de negocio a mentores e inversores.


La reforma fiscal incluira una rebaja en las retenciones de los autonomos

La reforma fiscal rebajará las retenciones de los autónomos

Continuando con las medidas de la nueva reforma fiscal, el Gobierno prepara otra enmienda que rebajará las retenciones a los autónomos al 19% el año que viene y al 18% en 2016. El proyecto de la Ley del IRPF aprobado por el Congreso preveía una rebaja progresiva de las retenciones a profesionales y autónomos, inicialmente se encontraba a un 21%, en el año 2015 se encontrará 20% y dentro de dos años al 19%.

            En la reforma fiscal se recogía una mejora en la tributación para autónomos. Este proyecto, también, incluía un tipo reducido para los autónomos y profesionales con menos recursos. Es decir, se produciría una rebaja  en las retenciones profesionales para los autónomos desde el 21% al 19% y establecerá una retención diferenciada para trabajadores con menos renta, la cual,  se encontrará alrededor del 15%. Pero esta medida ha sido excluida e introducida en la ley ómnibus para que entrase en vigor lo antes posible y así favorecer a los nuevos emprendedores.

            Una de las medidas que ha supuesto un jarro de agua fría para la inmobiliaria de segundamano, son la eliminación de los índices de abatimiento, los ajustes para evitar las grandes revalorizaciones y los coeficientes de corrección monetaria para las plusvalías generadas en las ventas patrimoniales.  Esto supondrá que aquellas persona que compraran una vivienda antes de 1994 y tengan menos de 65 años, tendrán que pagar una mayor tasa a Hacienda a partir del año 2015.

Debido a las duras críticas y protestas contra estas medidas el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y diferentes organizaciones inmobiliarias estudian diferentes opciones con las que poder suavizar esta normativa.


El alta de extranjeros como autónomos

El alta de extranjeros como autónomos

Aquellos trabajadores que no pertenecen a la Unión Europea, ni a países del Espacio Económico Europea, necesitan de una autorización administrativa para poder trabajar como autónomos en España. Para que un extranjero pueda solicitar el alta como autónomo en la SS tiene que cumplir los siguientes requisitos:

1.       Poseer la cualificación profesional exigible o experiencia acreditada para realizar la actividad profesional.

2.       Acreditar una inversión prevista para el proyecto, suficiente. Además de la acreditación en caso de actividades laborales que exijan de dicha documentación.

3.       El certificado de colegiación.

4.       La previsión de que los ingresos producidos por el negocio, permitan al interesado la manutención y alojamiento, al menos, durante un año.

5.       Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia, por delitos reflejados en el código penal español. 

Para poder solicitar la residencia temporal y el trabajo por cuenta propia un trabajador extranjero tiene que presentar esta documentación:

1.       Copia del pasaporte o documento de viaje vigente.

2.       Certificado de antecedentes penales o documento equivalente.

3.       Certificado sanitario.

4.       Titulación que capacita para el desempeño de la actividad laboral.

5.       Acreditación que demuestre que se cuenta con la inversión económica necesaria.

6.       Proyecto de establecimiento o actividad a realizar.

7.       Realización de las autorizaciones o licencias que exijan para la instalación o apertura de la empresa.

La Misión diplomática entregará al interesado la comunicación de inicio de procedimiento. Además se le entregará la autorización de residencia y trabajo por cuenta propia, indicando claramente la tasa que debe abonar, previamente a la solicitud de visado.

Una vez que se notifique la concesión del visado, el solicitante debe recogerlo en persona antes del primer mes. Tendrá que entrar en territorio español durante el plazo de  vigencia y nunca superar, los tres meses. Una vez que se ha producido la entrada legal a España podrá comenzar con su afiliación, alta y posterior cotización en los términos establecidos por la normativa de la SS.

Por otro lado, para poder solicitar la renovación del permiso de trabajo y residencia es necesario haber cumplido con los requisitos legales, además de las obligaciones fiscales. Esta renovación tendrá un plazo máximo de dos años, salvo en el caso de que se conceda la residencia permanente.  Para aquellas personas que se encuentren en España y quieran solicitar su alta tienen que haber estado al menos un año en situación de residencia legal en el país. Los siguientes pasos serán los mismos que el resto de personas no extranjera, para su alta en la SS. 


El cese de una actividad

Causas para un cese de actividad

Los  motivos económicos, técnicos,  productivos u organizativos es una de las cusas más comunes para solicitar un cese de actividad. Para poder alegar alguno de estos motivos es necesario presentar la siguiente documentación:

1.       Declaración jurada: En la que se especifique la causa del cese además de la documentación que pueda demostrar dicha causa.

2.       Documentación fiscal: declaraciones de IVA o certificados de la Agencia Tributaria en el que se recojan todos los ingresos percibidos.

Para poder solicitar un cese de actividad por pérdidas estas deben superar el 30% de los ingresos en un año completo, o bien el 20% en dos años consecutivos completos. Por otro lado para solicitar el cese de la actividad por ejecución judiciales de deudas es necesario abonar, al menos, el 40% de los ingresos de la actividad del autónomo.

Si se da el caso de un concurso de acreedores, tanto para la situación de quiebra como para una suspensión de pagos, se deberá aportar el auto por el que se acuerda el cierre de todas las oficinas o establecimientos de las que el deudor es titular. La documentación a presentar varía según el caso:

a.       Cese de actividad para ingresantes de una Sociedad:

a.      Consejeros o administradores: Documentación que refleje que han cesado sus funciones.

b.      Resto de socios: Documento que acredite el cede de la prestación de sus servicios. 

b.      Cese de actividad para profesionales liberales: Documentación correspondiente a la baja del Colegio Oficial, la cual, refleje que dicha persona no está ejerciendo funciones laborales.

c.       Cese de actividad por muerte del titular del negocio: Se requiere del certificado del Registro Civil que acredite el fallecimiento del titular.

d.      Cese de actividad por jubilación o incapacidad permanente: El Instituto Nacional de la Seguridad Social solicitará la información referente de la causa alegada.

 e.      Cese de actividad para establecimientos abiertos al público:

a.       Cese en el suministro.

b.      Documentación correspondiente al traspaso de las licencias administrativas.

c.       Baja en Hacienda

d.      Cese de la actividad por alquiler, propiedad, usufructo o traspaso de la titularidad que de derecho al ejercicio de la actividad en el establecimiento.

Por otro lado el cese de la actividad para autónomos económicamente dependientes queda establecido del siguiente modo:

a.       Comunicado por escrito en el Servicio Público de Empleo del fin de la duración convenida en contrato.

b.      Comunicado por escrito de un incumplimiento contractual grave del cliente. .

 

 


El paro para los autonomos

El paro para los autónomos

     En la actualidad todos los autónomos pueden solicitar la prestación por cese de actividad, o como se conoce popularmente, el paro.  Es necesario tener en cuenta, que como la normativa entro en vigencia en noviembre del 2010, se comienza a cotizar desde esta fecha, siempre y cuando se cotice desde la misma y se halla cotizado un mínimo de 12 meses. Pese a que lleve 3 años desde su puesta en marcha, el cobro de esta prestación es difícil de conseguir debido a los requisitos establecidos por la mutua. Estos son los siguientes:

1.       Estar afiliado y en situación social en el RETA.

2.        Cotizar y tener cubierta la protección por Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

3.       Tener cubierto el periodo mínimo de cotización por cese de actividad, el cual debe haberse efectuado durante los 48 meses anteriores y de manera continuado en al menos los 12 meses justamente anteriores.

4.       Encontrase en situación legal de cese de actividad.

5.       No tener la edad ordinaria que da derecho a la jubilación.

6.       Estar al corriente de pago en las cuotas de la Seguridad Social.

7.       La pérdida de licencia por infracción penal, no da derecho a esta prestación.

     Para poder saber a cuánto asciende la cuantía, es necesario saber que la base de cotización se corresponde a la base de cotización del Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos. Se aplica el 2.2% de cotización, en base al cese de actividad.  La duración de la prestación depende del periodo que el autónomo haya estado cotizando.

PERIODO DE COTIZACIÓN POR MESES

DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN

De 12 a 17

2 meses

De 18 a 23

3 meses

De 24 a 29

4 meses

De 30 a 35

5 meses

De 36 a 42

6 meses

De 43 a 47

8 meses

De 48 en adelante

12 meses

 

   

 Existen una serie de variaciones en la duración si el autónomo que la solicita tiene una edad comprendida entre los 60 y los 64 años:

PERIODO DE COTIZACIÓN POR MESES

DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN

De 12 a 17

2 meses

De 18 a 23

4 meses

De 24 a 29

6 meses

De 30 a 35

8 meses

De 36 a 42

10 meses

De 43 en adelante

12meses

 

     Para conocer la cuantía exacta correspondiente a cada autónomo solo es necesario saber que será el 70% con respecto de la base reguladora. Es decir, el promedio de las bases en las que un autónomo hay estado cotizando durante los 12 meses inmediatamente anteriores al cese de su actividad.

Los motivos por el que se puede aplicar un cese de actividad son los siguientes:

1. Trabajadores autónomos:

a.       Causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que hagan inviable continuar con la actividad.

b.      Fuerza mayor, determinante del cese temporal o definitivo de la actividad.

c.       Pérdida de la licencia administrativa.

d.      Violencia de género.

e.      Divorcio o separación matrimoniales que ocasionen dejar de ejercer funciones incluidas en el Régimen de Trabajadores autónomos.

2. Autónomos económicamente dependientes:

a.       Extinción de la duración del contrato o finalización de la obra o servicio.

b.      Incumplimiento contractual grave del cliente.

c.       Rescisión del contrato por causa justificada o injustificada por el cliente.

d.      Muerte, incapacidad o jubilación del cliente, que impida seguir con la actividad.


Los coeficientes reductores para la jubilación voluntaria

Coeficientes reductores para la jubilación voluntaria

      En la actualidad dentro de las normas reguladoras de la jubilación para autónomos, también, queda reflejada la jubilación anticipada. Por ello, se establece que los trabajadores, autónomos, podrán jubilarse a partir de los 63 años. Esta condición será posible siempre y cuando los trabajadores tengan un mínimo de 35 años cotizados, siendo el coeficiente reductor anual del 7.5% por cada año anticipado.

     Existe otra clausula por la que podría solicitarse la jubilación anticipada voluntaria. La edad mínimo de acceso para esta prestación es de 61 años, siempre y cuando el trabajador tenga un mínimo de cotización de 33 años. Aquellos trabajadores que se jubilen de manera voluntaria tendrán que tener en cuenta los siguientes casos de los que dependerán los coeficientes reductores:

1.       Para aquellos que haya cotizado hasta 38 años y 6 meses el coeficiente será  del 8%.

2.       Para aquellos que hayan cotizado entre 38 y 41 años y 6 meses será del 7.5%

3.       Para aquellos que cotizasen entre 41 años y 6 meses y menos de 44 y seis meses será del 6.8%

4.       Para los que hayan cotizado igual o más de 44 años y 6 meses será del 6.5%


Las inspecciones de trabajo

Las inspecciones de trabajo

     Un inspector puede realizar una visita por varios motivos. Bien por la existencia de una denuncia o bien para controlar y vigilar que las empresas y trabajadores cumplen con las responsabilidades administrativas impuestas por ley. Además de servir como asesoramiento  a los empresarios en materia laboral y de Seguridad Social. Ningún empresario puede negar la entrada ni visita de un inspector a un negocio. Actúan en representación de la autoridad y en dicho caso podrían pedir ayuda policial, para entrar a la fuerza en el negocio. Solo será necesaria una autorización si el negocio se encuentra en la residencia del trabajador. Por ello el inspector necesitaría de la autorización previa para realizar la inspección.

En el caso de que el empresario se niegue a realizar alguno de los siguientes supuestos, el inspector puede poner una sanción:

·         Facilitar y mostrar la documentación de la empresa.

·         Pedir el acompañamiento al empresario durante la visita.

·         Identificar y presentar a cada una de las personas que se encuentren presentes en el lugar de trabajo.

·         Permitir la toma de muestras y mediciones.

·         Reconocer y examinar el local.

     Estas son las principales acciones, aunque no sería extraño que el inspector solicitase alguna otra.  Lo normal en cuanto a documentación se refiere, es que lo solicitado sea lo siguiente:

·         Libro de visitas.

·         Recibos de salarios.

·         Parte de alta y de baja de los trabajadores.

·         Justificante de inscripción en la Seguridad Social.

·         Justificante de pago de la SS.

·         Resumen de horas extraordinarias.

·         Contratos de trabajo presentados en la oficina de empleo.

·         En caso de trabajadores extranjeros. Las autorizaciones de trabajo y documentación de los mismos.

·         Escritura de constitución de la sociedad.

·         Documentación relacionada con la prevención de riesgos laborales.

      Si existe alguna sanción, el empresario tendrá un máximo de 10 días para recibir la misma. No es necesario que la fecha del acta sea la correspondiente con la visita del inspector, aunque nunca puede ser superior a los 9 meses. Una vez que el empresario la recibe dispone de 15 días para presentar alegaciones.  Es necesario revisar el acta concienzudamente porque en caso de que el inspector haya cometido algún error se puede anular el procedimiento.  Estos son los pasos a seguir ante una sanción:

·         Comprobar si la notificación es correcta.

·         Revisar el acta para comprobar si los hechos expuestos por el inspector son insuficientes para una sanción.

·         En caso de contar con pruebas de algún tipo de infracción es necesaria su presentación en la alegación.


El funcionamiento de las prestaciones por maternidad

El funcionamiento de las prestaciones por maternidad para autónomas

     La normativa  regula tanto la duración del subsidio, como la cantidad a cobrar, en función de las cotizaciones abonadas a la Seguridad Social. Toda trabajadora tiene derecho a solicitar la baja por descanso, en situaciones de maternidad, adopción, acogimiento o tutela familiar. Para ello se tiene cumplir con la filiación a la Seguridad Social, estar en situación de alta en el RETA, estar al corriente de pago en el abono de las mensualidades y cumplir con un tiempo mínimo de cotización. Esta, está establecida de acuerdo con los siguientes criterios:

  1. No es necesario contar con un periodo mínimo de cotización para autónomas menores  de 21 años, en la fecha de parto o en la fecha en la que se produce el acogimiento o adopción.
  2. Aquellas jóvenes de entre 21 y  26 años, deberán tener cumplidos, en la fecha del parto, 90 días en los 7 años anteriores al momento del inicio del descanso, o 180 días cotizados a lo largo de la vida laboral.
  3. Las autónomas mayores de los 26 años,  a fecha del parto, deberán cotizar  180 días en los 7 años posteriores al momento del inicio de su descanso o, en su caso, 360 días de toda su vida laboral.

     El subsidio, tiene una duración de 16 semanas ininterrumpidas. Esta duración, tendrá comienzo en la fecha del parto, si es por acogimiento o adopción, será posterior. En ambos casos, deberá ser confirmada en un plazo máximo de 15 días al inicio de la misma. En el caso de que durante este periodo se requiera, de una etapa de hospitalización, siempre se podrá incrementar el número de semanas.  La mujer que lo desee, puede solicitar un traspaso, de hasta 10 de sus 16 semanas de descanso, para el progenitor. Eso sí, las seis semanas posteriores al parto deben ser disfrutadas obligatoriamente por la madre.

     Cuando se trata de mujeres  víctimas de violencia de género la ley incluye excepciones. Aquellas autónomas que soliciten la prestación, no tienen la obligación de haber cotizado los 6 meses previos, a la fecha de inicio del descanso. Para calcular la cuantía de estos 6 meses, se procederá a realizar un promedio en relación a los 6 meses previos a estos. Para todos los casos la cuantía corresponderá al 100% de la base reguladora. Generalmente es prestada en concepto de incapacidad temporal (IT). Si se paga la cuota mínima de autónomos, es decir, 256.72€ durante un año, se tendrá derecho a una prestación de 856.60€. Se recomiendo cotizar más en los últimos meses, antes del inicio del descanso, para poder cobrar una mayor cantidad. Además es obligatorio cotizar durante el periodo de la  prestación.


La jubilacion para autonomos

Condiciones para la solicitar la jubilación de un autónomo

Las condiciones para solicitar la jubilación afectan a todos los trabajadores, son las siguientes:

  1. Edad de jubilación: 65 años. Se fijará en 67 paulatinamente hasta 2027.
  2. Jubilación anticipada: Voluntaria para los trabajadores por cuenta propia a partir de los 63 años y con al menos 35 cotizados en la Seguridad Social.
  3. Periodo mínimo de cotización: 15 años, de los cuales al menos 2 deberían estar comprendidos dentro de los últimos 15 años de trabajo.
  4. Cuantía: Dependerá de la cuota de autónomos que haya cotizado y del número de años en que lo haya hecho.

     La reforma introduce el concepto “carrera laboral completa” para aquellos trabajadores que haya cotizado 38 años y seis meses. Su edad de jubilación podrá ser a partir de los 65 años, para el resto se queda fijada en los 67.

 

Durante el año

Edad de jubilación

Tiempo computado

2013

65 años y 1 mes

192 meses (16 años)

2014

65 años y 2 meses

204 meses (17 años)

2015

65 años y 3 meses

216 meses (18 años)

2016

65 años y 4 meses

228 meses (19 años)

2017

65 años y 5 meses

240 meses (20 años)

 

2018

65 años y 6 meses

252 meses (21 años)

2019

65 años y 8 meses

264 meses (22 años)

2020

65 años y 10 meses

276 meses (23 años)

2021

66 años

288 meses (24 años)

2022

66 años y 2 meses

300 meses (25 años)

2023

66 años y 4 meses

-

-

2024

66 años y 6 meses

-

-

2025

66 años y 8 meses

-

-

2026

66 años y 10 meses

-

-

A partir del 2027

67 años

-

-

 

     Para poder conseguir la pensión máxima el autónomo tendrá que incrementar a partir de los 42 años sus cuotas a la seguridad social hasta aproximadamente 500 o 600 euros. Además deberá tener cotizados de forma ininterrumpida un total de 30 años.

 


Red directo es la página web para autonomos y pymes

Red Directo, la página web para autónomos y pymes con trabajadores contratados

     Red Directo, es la página web donde autónomos y pymes pueden cumplir telemáticamente con las obligaciones correspondientes a la Seguridad Social.  Esta página es de uso exclusivo para aquellas empresas con titular autónomo, que tengan contratados algún empleado. Es el medio obligatorio, con el que cumplir las obligaciones de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y el Instituto General de la Seguridad Social (IGSS).

     Está dirigido para autónomos y pymes que tengan contratados menos de 15 empleados. En el caso, de que este número aumente, nunca podrá superar los 25 trabajadores contratados.  Por medio de esta web se pueden tramitar las altas, bajas modificaciones de datos, informes de incapacidad temporal…etc. Para el uso de esta aplicación se necesita de la autorización previa, emitida por la TGSS.

      Aunque es un sistema que permite elaborar todos los trámites correspondientes con los trabajadores, se recomienda apoyarse en los servicios de un asesor o asesoría. De este modo se evitan posibles errores y se conocen todas las vías y tramites de cumplimiento obligatorio. La ventaja principal que ofrece esta página web es que evita el desplazamiento a la oficina de la Seguridad Social, pudiendo realizar todos los trámites en el momento y lugar escogidos por el autónomo titular de la actividad.

Los trámites que se pueden gestionar por medio de Red Directo son los siguientes:

  1. Cotización: Confección y obtención del TC2 (Informe a presentar por las empresas para pagar los seguros sociales).
  2. Liquidación de cotizaciones.
  3. Liquidación de cotizaciones de cuentas pendientes.
  4. Solicitud del recibo de liquidación de cuota obrera e ingresos de cuotas.
  5. Afiliaciones: Altas, bajas, modificaciones de datos, consultas y peticiones de informes de trabajadores y empresas.
  6. Presentación de partes médicos de altas y bajas, confirmaciones…etc.
  7. Consultar e imprimir los mensajes emitidos directamente por la TGSS

 

Los requisitos necesarios para el uso de esta aplicación son los siguientes:

  • Certificados digitales
  • DNI electrónico
  • Certificado SILCON
  • Hardware.
  • Software: Solo es necesario la disposición de un ordenador con versiones de navegador y sistemas operativos recientes.