El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


Se avecinan pagos, ojo al calendario


Julio es un mes en el que las empresas deben estar atentas a los plazos de los distintos pagos, por eso Asesor Autónomo quiere hacer un pequeño recordatorio de los días fijados en el “Calendario del contribuyente”.

Prepara agenda y calculadora, la segunda quincena de julio trae más que vacaciones para las empresas, eso sí, nuestra asesoría online está siempre disponible para ayudarte a solucionar cualquier duda o consulta que puedas tener.

Fechas límite:

Ø  Hasta el 20 de julio:

            Comenzamos con los pagos de IVA, Renta y Sociedades, es decir, retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos del trabajo, actividades económicas.   

Ø  Hasta el 27 de julio:

            Impuesto sobre sociedades e impuesto sobre la renta de no residentes, para entidades con cierre de ejercicio el 31 de Diciembre. 

Ø  Hasta el 30 de julio

  Para las empresas, el tope de presentación de las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil 


ATENCIÓN AUTÓNOMOS: la Campaña de la Renta 2014 toca a su fin el día 30 de junio.

Como cada año, la campaña para la realización de la declaración de la renta que comenzó en abril, finaliza el próximo 30 de junio. Por ello, a continuación comentamos algunos detalles a tener en cuenta para aquellos autónomos que aún no la hayan presentado. Quedan 10 días para ponerse en marcha, así que no pierdas el tiempo y presta atención a las indicaciones de Asesor Autónomo:

-          Las fechas límite varían, estableciéndose según el calendario del contribuyente el día 30 de junio para declaraciones a devolver, y ¡atención! sólo hasta el 25 de junio si el resultado de la declaración es a pagar. No te confíes, presentar la Renta es un deber de todos y aunque delegues en un asesor para realizarla, debes considerar que en los últimos días también tendrá a más personas que apuraron hasta el último momento para presentarla.

-          La documentación: si eres un autónomo que autogestiona su empresa y se encarga de todos los trámites, no olvides recuperar toda la documentación referente a gastos deducibles, pues siempre suele quedar alguna factura o gasto que no se recuerda y juega a favor de Hacienda en la declaración. Por si acaso te recordamos los gastos desgravables:

·         Si tu oficina está en tu propia casa, podrás desgravar gastos de alquiler, luz, agua o gas, siempre y cuando sean los proporcionales al espacio/uso que hagas referido al ámbito profesional y de desempeño de tu trabajo. Igualmente son desgravables los gastos referidos a material de oficina, equipos informáticos, etc., necesarios, para lo cual sólo será necesario disponer de la factura de pago.

·         Vehículo usado para las labores profesionales, incluyendo los gastos de mantenimiento del mismo, seguro y combustible.

Idem si utilizas cualquier transporte público para tu trabajo diario, gasto que también podrás deducir en la declaración.

·         Personal: los autónomos también pueden desgravar las cotizaciones  de personal contratado en su empresa, así como otros gastos relacionados (formación, indemnizaciones, incluso los seguros de salud del trabajador y cónyuge o familia hasta 500 €, etc.).

Del mismo modo, los servicios profesionales externos independientemente de la índole que sean, pueden deducirse.

·         Actividades relacionadas con el empleo como la asistencia a cualquier evento profesional, la suscripción a materiales…

·         Impuestos y otros gastos financieros: se incluyen como deducibles el IBI (impuesto de bienes inmuebles) sólo cuando el uso del local es comercial, el IAE (impuesto de actividades económicas), el IVA (impuesto valor añadido) que no se haya desgravado trimestralmente, al igual que gastos generados por intereses de préstamos o créditos, deterioro de inmovilizado fijo o interés por aplazamiento de pago, etc.

-          Fallos o errores sancionables: según la Ley Tributaria, cualquier error voluntario o no por parte del declarante puede ser susceptible de sanción por parte de Hacienda. El contribuyente tiene el deber de verificar todos los datos y la responsabilidad de que su declaración del IRPF sea completa.

-          ¡¡Cuidado con los fraudes!!: son muchos los fraudes por Internet que se producen cada año relacionados con la campaña de renta. Uno de los más habituales es la recepción de un correo electrónico donde solicitan la confirmación de la renta para la devolución final del importe.

-          Presentación: existen varias posibilidades para presentar la declaración, principalmente sucursales bancarias autorizadas o centros de la Agencia Tributaria.

Ahora que ya sabes todo sobre la Declaración de la Renta, rápido que sólo faltan días, y si no estás muy seguro, siempre tienes la opción de confiar en un asesor que te ayude en todo lo que necesites.

 


EL BITCOIN: presente y futuro de una alternativa a los bancos

Es habitual encontrar a diario referencias al denominado “Bitcoin” en medios de comunicación, escuchar hablar sobre su legislación, su evolución, etc., pero ¿qué es Bitcoin y qué papel tiene en el ámbito empresarial cercano al de un autónomo y PYME?





Un repaso rápido por su evolución, puesto que su trayectoria es corta y sólo se remonta a 2009, nos lleva a entender que el famoso “Bitcoin” es un tipo de moneda digital, también llamada criptomoneda, que un japonés, Satoshi Nakamoto, inventó para revolucionar el sistema de pago pues, su iniciativa, que está basada en un software de código abierto y la tecnología P2P, llegó en un momento de crisis pretendiendo eliminar a los bancos de la ecuación económica, suprimir comisiones, preservar la privacidad en las transacciones, facilitar los micropagos entre personas… afianzando hoy por hoy este sistema como el referente para pagos y principal alternativa a los bancos.

Surge por tanto una iniciativa más basada en el poder de lo social, de la “autorregulación” y el medio virtual como soporte. Sin intermediarios que cobren comisiones, pero también sin respaldo financiero de una entidad conocida, algo que hace desconfiar a buena parte de los futuros usuarios de esta revolucionaria moneda. 

Desde los gobiernos centrales de la mayoría de los países que empiezan a ver el despegue de esta moneda, alertan a la población de posibles deficiencias en el uso y de la falta de garantías al carecer de respaldo de organismo oficiales, sin embargo, el día a día en el ámbito empresarial está demostrando que el Bitcoin tiene muchas posibilidades de consagrarse como el medio de pago por excelencia, prueba de ello son las cada vez más empresas que realizan sus transacciones por esta vía, además de los datos que muestran 25 bitcoins cada 10 minutos y 100.000 transacciones diarias sólo en España.

De toda esta realidad surgen muchas cuestiones: 

- ¿Estamos ante el sistema de pago definitivo y más ventajoso por su filosofía social-virtual? Recordemos que las criptomonedas están exentas de IVA (en España).

- ¿La falta de regulación del gobierno es perjudicial sólo para el sector público o realmente los usuarios privados deberían estar alerta? La autorregulación de la que hablábamos es infringida cada vez por más usuarios con fines delictivos y de blanqueo de dinero, deteriorando así una iniciativa que con un buen uso podría revolucionar por completo el sistema de pago.

- Por último, ¿puede que los verdaderos inconvenientes y ventajas del Bitcoin vengan condicionados por la legislación y/o prohibición de cada país? No en vano, puede comprobarse que todos están actualmente trabajando en esta materia, para legalizarlo como Rusia o Argentina, para prohibir su uso o para intentar regularlo, como es el caso de España, que recientemente anunciaba que esperará a que Europa dicte la línea a seguir.   



¿Qué es necesario para que un autónomo perciba una prestación al cese de su actividad?

 

El derecho de los autónomos que cesaran su actividad a percibir una prestación quedaba recogido en la Ley 32/2010, de 5 de agosto, por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos.

Recientemente, dicha norma ha sido modificada por la Ley 35/2014, que a partir del 1 de enero de 2015, recoge los nuevos requisitos y formalidades necesarios para que los autónomos tengan derecho a la protección, de entre las que consideramos especialmente relevantes:

1) Reducción del nivel de pérdidas exigido: en la anterior Ley se recogía que para que fuese legal el cese de actividad por motivos económicos, técnicos, productivos  u organizativos que hiciesen patente la inviabilidad de la empresa, era necesario que el nivel de pérdida oscilase entre el 20% y el 30% de los ingresos obtenidos, situándose ahora en el 10%.

2) Cierre del establecimiento pero libertad de disfrute según el derecho como propietario: el autónomo deberá finalizar la actividad económica vigente hasta el momento y el establecimiento deberá cerrarse al público durante el período de percepción de la prestación, sin embargo, como propietario del inmueble podrá llevar a cabo las acciones de uso y disfrute que considere siempre que no estén vinculadas con la actividad comercial anterior.

3) Acreditación de la situación económica mediante documentación contable del autónomo: en los términos que reglamentariamente se establezcan, aportando la documentación contable que confeccione el trabajador autónomo, en la que se registre el nivel de pérdidas exigido, así como mediante las declaraciones del IVA, del IRPF y demás documentos preceptivos. Además, podrá aportar datos estimados de cierre, al objeto de agilizar la instrucción del procedimiento, e incorporará los definitivos con carácter previo al dictado de la resolución.

4) El cese de la actividad de los consejeros o administradores de sociedades: será legal para aquellas bajas involuntarias del cargo y/o servicios prestados en la empresa cuando ésta sufra pérdidas o bien haya disminuido su patrimonio neto por debajo de las dos terceras partes de la cifra del capital social.

OTRAS NOVEDADES:

-    Amplía el ámbito de aplicación a los autónomos que por las características de su actividad se asimilan a los trabajadores económicamente dependientes, pero que carecen de la calificación legal por ausencia de las formalidades establecidas al efecto.

-    Elimina la obligación de proteger las contingencias profesionales para acceder a la protección por cese de actividad, manteniendo la voluntariedad de acceder a la prestación.

-    Establece una fórmula matemática que se aplicará para adaptar el tipo de cotización a las necesidades financieras del sistema, situándolo entre un mínimo del 2,2 % y un máximo del 4 %. Estas reglas serán de aplicación a efectos del cálculo del tipo de cotización correspondiente al ejercicio 2016.