El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


Entrada en vigor del nuevo sistema de partes médicos para bajas laborales

Los cambios en las bajas laborales entran en vigor desde el 1 de diciembre de 2015, seis meses después de que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco días de su duración.

La puesta en marcha de esta regulación tiene como objetivos establecer una nueva forma de expedición de los partes médicos de baja, confirmación de la baja y alta; homologar la emisión y tramitación de tales partes, con independencia de la causa que originó la situación de IT (incapacidad temporal), terminando con la diferencia existente hasta ahora; establecer un protocolo de temporalidad de los actos de confirmación de la baja médica, basado en el diagnóstico médico, pero también en la ocupación y la edad del trabajador; permitir, a través del uso de las tecnologías de la comunicación e información, el intercambio de datos médicos para el control de la prestación, así como el acceso por vía telemática de los servicios médicos de las entidades gestoras a la documentación clínica que poseen los diferentes Servicios públicos de Salud de los trabajadores; y evitar el uso indebido de la protección.

Ahora los partes médicos irán asociados a la duración estimada de cada proceso. Así, los médicos facultativos deberán detallar en el parte médico de baja la duración estimada del proceso, dividiéndola entre muy corta (inferior a cinco días naturales), corta (de cinco a 30 días naturales), media (de 31 a 61 días) y larga (más de 61 días).

Esta previsión de baja podrá ser actualizada en cualquier momento, en función de cómo evolucione la salud del trabajador. Para facilitar la tarea, el médico podrá usar como referencia las tablas de duración óptimas de las distintas patologías.

Cuando el profesional considere que se trata de un proceso de duración estimada muy corta, podrá emitir el parte de baja y alta en el mismo acto, lo que evita segundas visitas por parte del trabajador o sus familiares al centro de salud.

En el resto de los casos, en el parte figurará la fecha de la siguiente revisión médica, que deberá efectuarse la primera vez el séptimo día del parte de baja para los casos de duración corta y media, y al decimocuarto día en bajas de duración que se hayan estimado largas.

Más información: http://www.seg-social.es/Internet_1/Normativa/index.htm?dDocName=190671&C1=1001&C2=2010&C3=3029&C4=4004


  • Fuentes de financiacion para autonomos o pymes

    Las fuentes de financiación para una empresa


         Cuando una persona quiere abrir un negocio, es necesario conocer diferentes formas de financiación. A estas fuentes también se puede recurrir en el caso de que se necesite una mayor liquidez o en caso de expansión de un negocio.  


    1. Financiación propia: Recursos monetarios de los que dispone el empresario. Se incluyen recursos económicos aportados por terceras personas con exigencias de devolución.

    2. Financiación externa: Recursos monetarios aportados por terceras personas. Con duración limitada, además de la obligación, de ser devuelto en el periodo establecido por ambas partes.

    3.  Financiación por otras entidades: Se englobarían las entidades financieras como las Sociedades de Garantías Recíprocas o las Sociedades de Capital de Riesgo.

     

         Dependiendo del negocio, variará la cantidad y la elección del sistema de financiación. Las fuentes más accesibles, aunque no por ello las más fáciles para conseguir, suelen ser las aportaciones dadas por amigos, familiares, o por uno mismo, por medio de los ahorros personales. En segundo lugar se encuentran los bancos. Pero, también existen entidades financieras no bancarias especializadas en pequeñas y medianas empresas. Estas tienen menos requisitos para los empresarios. La cantidad prestada es menor, el tiempo para la devolución es más corto con respecto a los bancos y los intereses suelen ser superiores.  Existen métodos cuya implantación en el sistema financiero de nuestro país llevan poco tiempo, pero que han despertado mucho interés entre autónomos y pymes:

     

    • Microfinanciación: Se entiende por este término aquellos préstamos en cantidades pequeñas. Suelen ser de hasta 25.000 euros. Tanto para pequeñas empresas como a empresarios individuales.
    • Factoring: Cesión, a corto plazo, para empresas especializadas en facturas o créditos comerciales. Mejora los flujos de tesorería y reduce la carga de control de créditos. No es una opción recomendable para empresas cuya clientela es muy reducida o cuya forma de pago es complicada. 
    • Leasing: Arrendamiento financiero. Se usa para obtener financiación para el equipo y material necesario. Es un método de ayuda para empresas con pequeños desembolsos. Dicho material es proporcionado en concepto de arrendamiento y al final del mismo, se le otorga la posibilidad de comprarlo.
    • Reanting: Sistema de financiación que beneficia a empresas, que requieren renovación de materiales cada poco tiempo. Consiste en alquilar los bienes en cuestión durante un plazo de tiempo. Una vez finalizado, son devueltos y repuestos por unos nuevos.

     

        Por medio de los proveedores se puede obtener un crédito comercial. Esta forma permite pagar la cuantía económica a la que asciende el producto, en pequeñas cuotas mensuales, en lugar de en un solo pago. La emisión de acciones consiste en la venta de las mismas. Otorga, a quien las posea, el derecho de participar en la distribución de las utilidades de la empresa y en la distribución del capital social. Por otro lado existe la emisión de bonos. Permiten, que bajo la condición de que exista una deuda monetaria, el empresario se compromete a pagar intereses periódicos para poder así pagar la cuantía reclamada.


          Los canjes o trueques con otras empresas y los socios. El primer método de financiación consiste en intercambiar un producto o servicio por otro, mientras que los socios, son personas interesadas en una determinada empresa y con interés de realizar una inversión en ella. Y finalmente  los inversionistas,  “entidades del capital de riesgo” o “inversionistas ángeles”. Personas interesadas en una empresa y con interés de invertir una cantidad económica a cambio de un porcentaje de las utilidades.

  • Un buen escaparate: Una gran forma de atraer a los clientes

    Un buen escaparate: Una gran forma de atraer a los clientes

         En cualquier establecimiento es indispensable la buena colocación del producto en su interior. Pero también es necesaria una buena presentación del mismo en el exterior. Es decir, todo negocio debe contar con un escaparate que llame la atención del público y provoque su interés entrando en el establecimiento.  Las técnicas más recomendables son:

    1.     Cambiarlo con periocidad: El tiempo de duración de un escaparate es importantísimo. Ha de permanecer el tiempo suficiente para que muchas personas puedan verlo, pero al mismo tiempo hay que renovarlo, para que aquellas que lo puedan ver con más asiduidad ser percaten de su cambio y se paren a mirarlo.  Se recomienda cambiarlo cada 15 o 20 días.

    2.     El escaparate no tiene por que limitarse el espacio disponible en el mismo establecimiento. La fachada puede ser otro buen elemento donde extender el producto, o donde llamar más la atención de los clientes.

    3.     La clave de todo buen escaparate, es crear de forma visual una necesidad para el cliente.

    4.     El peso, el volumen, la iluminación, los colores…son elementos que juegan a favor de un buen escaparate y que funcionan como un buen elemento de captación de interés.

    5.     El uso de las tendencias también es un buen reclamo. Otra técnica consiste en estar al corriente de las nuevas tendencias. En determinados momentos el reciclaje, determinados tipos de colores, temáticas u otros elementos pueden suscitar el interés del público.

    6.     Dirección de la mirada: Pongamos un ejemplo: si situamos en línea recta, una serie de productos de apariencia similar (tamaño, color…) y de pronto situamos uno de características diferentes, el cliente se detendrá en el producto que situado estratégicamente.

    7.     Un punto focal, un punto de atención: También se puede presentar el producto siguiendo un orden. Se selecciona un punto estratégico del escaparate (el centro, una esquina, la parte superior o inferior) y según dicho punto se colocarán el resto de elementos. De esto modo, se puede contar una historia o colocarlos de tal manera que todos pasen por la mirada del cliente de un modo fácil y sencillo.

    8.     El contraste: Bien de colores, texturas o tamaños.

    9.     Contar una historia: Una técnica muy exitosa y que suscita el interés del público, ya que en la sociedad actual las historias son algo que se consume diariamente.

    10.  Mantenimiento: La limpieza y el cuidado diario es algo imprescindible para la elaboración de un buen escaparate.

    Si quieres más información sobre cómo aumentar las ventas en tu negocio, no dudes en echar un vistazo a nuestras entradas "Claves para vender más en un negocio", "Cómo colocar el producto en una tienda"  y "La publicidad en el punto de venta" en nuestro apartado "información útil para autónomos"


  • Comments are closed.
    Showing 0 Comment