El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


El funcionamiento de las prestaciones por maternidad

El funcionamiento de las prestaciones por maternidad para autónomas

     La normativa  regula tanto la duración del subsidio, como la cantidad a cobrar, en función de las cotizaciones abonadas a la Seguridad Social. Toda trabajadora tiene derecho a solicitar la baja por descanso, en situaciones de maternidad, adopción, acogimiento o tutela familiar. Para ello se tiene cumplir con la filiación a la Seguridad Social, estar en situación de alta en el RETA, estar al corriente de pago en el abono de las mensualidades y cumplir con un tiempo mínimo de cotización. Esta, está establecida de acuerdo con los siguientes criterios:

  1. No es necesario contar con un periodo mínimo de cotización para autónomas menores  de 21 años, en la fecha de parto o en la fecha en la que se produce el acogimiento o adopción.
  2. Aquellas jóvenes de entre 21 y  26 años, deberán tener cumplidos, en la fecha del parto, 90 días en los 7 años anteriores al momento del inicio del descanso, o 180 días cotizados a lo largo de la vida laboral.
  3. Las autónomas mayores de los 26 años,  a fecha del parto, deberán cotizar  180 días en los 7 años posteriores al momento del inicio de su descanso o, en su caso, 360 días de toda su vida laboral.

     El subsidio, tiene una duración de 16 semanas ininterrumpidas. Esta duración, tendrá comienzo en la fecha del parto, si es por acogimiento o adopción, será posterior. En ambos casos, deberá ser confirmada en un plazo máximo de 15 días al inicio de la misma. En el caso de que durante este periodo se requiera, de una etapa de hospitalización, siempre se podrá incrementar el número de semanas.  La mujer que lo desee, puede solicitar un traspaso, de hasta 10 de sus 16 semanas de descanso, para el progenitor. Eso sí, las seis semanas posteriores al parto deben ser disfrutadas obligatoriamente por la madre.

     Cuando se trata de mujeres  víctimas de violencia de género la ley incluye excepciones. Aquellas autónomas que soliciten la prestación, no tienen la obligación de haber cotizado los 6 meses previos, a la fecha de inicio del descanso. Para calcular la cuantía de estos 6 meses, se procederá a realizar un promedio en relación a los 6 meses previos a estos. Para todos los casos la cuantía corresponderá al 100% de la base reguladora. Generalmente es prestada en concepto de incapacidad temporal (IT). Si se paga la cuota mínima de autónomos, es decir, 256.72€ durante un año, se tendrá derecho a una prestación de 856.60€. Se recomiendo cotizar más en los últimos meses, antes del inicio del descanso, para poder cobrar una mayor cantidad. Además es obligatorio cotizar durante el periodo de la  prestación.


La baja laboral para autonomos se regula por medio de la prestacion por incapacidad temporal

La baja laboral para autónomos se regula por medio de la prestación por Incapacidad Temporal (IT)

                Como cualquier trabajar, un autónomo tiene derecho de disfrutar de una baja laboral. Para poder acogerse a esta normativa es necesario saber, que se realizará por medio de la prestación por incapacidad (IT), cubriendo así la baja por enfermedad profesional, accidentes de trabajo y enfermedades comunes. Para poder solicitar esta ayuda es obligatorio para todos los autónomos (a excepción de los TRADE) cotizar por incapacidad temporal por contingencias comunes. Esta obligación es opcional para aquellos autónomos que se encuentren en situación de pluractividad y que s encuentren cotizando simultáneamente en otro tipo de régimen.

                Sin embargo, la cotización por contingencias profesionales de accidente de trabajo y enfermedades profesionales es de carácter obligatorio. Solo deberán cotizar por ella aquellos autónomos que se encuentren en situación económicamente dependiente (TRADE) además de los que desempeñen una actividad profesional con un elevado riesgo de siniestralidad, por lo que quedaría de carácter obligatorio para ellos.

                Para poder percibir esta prestación es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Los accidentes de trabajo son aquellos que se han dado lugar durante el desempeño de las funciones laborales, que realizar el autónomo.  No se admiten como accidentes de trabajo los ocurridos durante el desplazamiento hacia el mismo, los debidos a fuerza mayor extraña al trabajo y aquellos se han producido por imprudencia del trabajador.
  • La enfermedad profesional será aquella sufrida como consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta propia.  Es decir, aquella fruto de la acción laboral.

     Por otro lado, la cuantía de la prestación se obtiene aplicando los porcentajes siguientes, en relación con la base reguladora que es la cotización del trabajador autónomo correspondiente al mes anterior de la baja médica y dividida entre 30.

  • En caso de enfermedad común o accidente laboral: 60% desde el día 4 al día 20 de la baja.
  • En caso de enfermedad común o accidente no laboral: 75% a partir del día 21 de la baja.
  • En caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional: 75% desde el día siguiente al de la baja.