El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


Las mutuas por accidentes de trabajo y por enfermedad profesional

Las mutuas por accidentes de trabajo y por enfermedad profesional

     Las Mutuas de Accidentes de Trabajo y enfermedades Profesionales son aquellas asociaciones empresariales que colaboran con la Seguridad Social. Estas asociaciones tienen como objetivo gestionar las prestaciones por:

1.       Accidentes de trabajo.

2.       Enfermedad profesional.

3.       Incapacidad temporal derivada por contingencias comunes de los autónomos.

4.       Gestión del paro de los autónomos.

     En la actualidad es obligatorio cubrir todas las prestaciones por medio de las Mutuas. Se exime de esta obligación a los trabajadores autónomos que quiera cubrir las contingencias comunes, salvo aquellos considerados económicamente dependientes. Cuándo un trabajador por cuenta propia se da de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), obligatoriamente rellenará el formulario TA0521, por el que decidirá que Mutua es la que desea para cubrir sus prestaciones. 

     En el caso de que un autónomo, solicitase el alta como trabajador por cuenta propia y no tuviese cubierto las contingencias profesionales, podría solicitarlas hasta el 1 de Octubre de cada año, siendo efectivo hasta el 1 de enero del año siguiente. En todo caso es necesario rellenar el documento correspondiente de cada Mutua.  Este documento tiene una vigencia temporal de un año, el cual, podrá ser prorrogable por periodo anuales, salvo una denuncia notificada antes del 1 de Octubre del año anterior y cuya adhesión haya sito satisfactoria.


El paro para los autonomos

El paro para los autónomos

     En la actualidad todos los autónomos pueden solicitar la prestación por cese de actividad, o como se conoce popularmente, el paro.  Es necesario tener en cuenta, que como la normativa entro en vigencia en noviembre del 2010, se comienza a cotizar desde esta fecha, siempre y cuando se cotice desde la misma y se halla cotizado un mínimo de 12 meses. Pese a que lleve 3 años desde su puesta en marcha, el cobro de esta prestación es difícil de conseguir debido a los requisitos establecidos por la mutua. Estos son los siguientes:

1.       Estar afiliado y en situación social en el RETA.

2.        Cotizar y tener cubierta la protección por Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

3.       Tener cubierto el periodo mínimo de cotización por cese de actividad, el cual debe haberse efectuado durante los 48 meses anteriores y de manera continuado en al menos los 12 meses justamente anteriores.

4.       Encontrase en situación legal de cese de actividad.

5.       No tener la edad ordinaria que da derecho a la jubilación.

6.       Estar al corriente de pago en las cuotas de la Seguridad Social.

7.       La pérdida de licencia por infracción penal, no da derecho a esta prestación.

     Para poder saber a cuánto asciende la cuantía, es necesario saber que la base de cotización se corresponde a la base de cotización del Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos. Se aplica el 2.2% de cotización, en base al cese de actividad.  La duración de la prestación depende del periodo que el autónomo haya estado cotizando.

PERIODO DE COTIZACIÓN POR MESES

DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN

De 12 a 17

2 meses

De 18 a 23

3 meses

De 24 a 29

4 meses

De 30 a 35

5 meses

De 36 a 42

6 meses

De 43 a 47

8 meses

De 48 en adelante

12 meses

 

   

 Existen una serie de variaciones en la duración si el autónomo que la solicita tiene una edad comprendida entre los 60 y los 64 años:

PERIODO DE COTIZACIÓN POR MESES

DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN

De 12 a 17

2 meses

De 18 a 23

4 meses

De 24 a 29

6 meses

De 30 a 35

8 meses

De 36 a 42

10 meses

De 43 en adelante

12meses

 

     Para conocer la cuantía exacta correspondiente a cada autónomo solo es necesario saber que será el 70% con respecto de la base reguladora. Es decir, el promedio de las bases en las que un autónomo hay estado cotizando durante los 12 meses inmediatamente anteriores al cese de su actividad.

Los motivos por el que se puede aplicar un cese de actividad son los siguientes:

1. Trabajadores autónomos:

a.       Causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que hagan inviable continuar con la actividad.

b.      Fuerza mayor, determinante del cese temporal o definitivo de la actividad.

c.       Pérdida de la licencia administrativa.

d.      Violencia de género.

e.      Divorcio o separación matrimoniales que ocasionen dejar de ejercer funciones incluidas en el Régimen de Trabajadores autónomos.

2. Autónomos económicamente dependientes:

a.       Extinción de la duración del contrato o finalización de la obra o servicio.

b.      Incumplimiento contractual grave del cliente.

c.       Rescisión del contrato por causa justificada o injustificada por el cliente.

d.      Muerte, incapacidad o jubilación del cliente, que impida seguir con la actividad.