El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


Ayudas a la exportación, financiación de emprendedores y otras ámbitos como las TIC´s

Con el comienzo de un nuevo año los emprendedores vuelven a tener disponibles diversas ayudas para facilitar el desempeño de su labor, como son los famosos préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) o las ayudas a la exportación del ICEX España Exportación e Inversiones, la entidad pública empresarial de ámbito nacional que tiene como misión promover la internacionalización de las empresas españolas.

Para facilitar la consulta de las ayudas disponibles en alguno de los ámbitos más demandados, a continuación se trata la información básica sobre las mismas.  

Préstamos Línea ICO 2016:

Se orientan sobre todo a emprendedores y compañías privadas y públicas, tanto españolas como extranjeras que precisen de liquidez o que necesiten el dinero para afrontar inversiones productivas en territorio nacional. Los que estén interesados en utilizar los créditos ICO deberán gestionarlos por medio de las distintas entidades financieras.

El organismo ha manifestado las condiciones ventajosas para proyectos dentro y fuera de España que impulsen el crecimiento de la economía, en especial, la inversión, la innovación y la internacionalización de las empresas.

El importe máximo por cliente será de 12,5 millones de euros, tanto en una sola operación como en varias. Los conceptos que se financiarán a través de esta línea de crédito son, entre otros, la obtención de liquidez, las inversiones en territorio nacional (línea “Empresas y Emprendedores”) o internacional, cuya línea recibe este mismo nombre.  Además, como novedad en 2016 para completar la gama de instrumentos de financiación que el Instituto ofrece al  sector empresarial, se lanza la nueva Línea ICO Crédito Comercial, con la que se facilita liquidez a las pymes mediante el anticipo de facturas a corto plazo (factoring).

El plazo para la solicitud de préstamos estará habilitado hasta el 10 de diciembre de 2016. Toda la información aquí.

 

Ayudas a la exportación del ICEX

El objetivo de este organismo es ayudar a las empresas a internacionalizar su negocio, aumentar su facturación exterior diversificando el riesgo empresarial y, por último, mejorar la competitividad global. Para ello, las empresas contarán con más 13.000 euros de ayuda por cada iniciativa durante 18 meses para gastos relacionados con la internacionalización.

Requisitos de las empresas para acceder a estas ayudas: contar con un producto, servicio o marca propia, contar con potencial exportador, con personal cualificado y comprometido, disponer de capacidad financiera para la ejecución de un proyecto internacional, requerir asesoramiento para desarrollar o impulsar su estrategia de acceso a los mercados y su plan de negocio en los mismos, no haber participado con anterioridad en programas de iniciación de Icex.

Toda la información aquí.

Ayudas desarrollo cloud para pymes y autónomos del sector TIC:

Con una cuantía máxima de las ayudas que se concedan de 25.000.000 €, podrán solicitarlas las pymes y autónomos que ejerzan su actividad dentro del sector de las TIC, con menos de 250 empleados y un volumen de negocio menor de 50M€, domicilio fiscal y centro de trabajo en España, que acrediten la experiencia requerida y presenten un proyecto según se establece en las bases. Podrán cubrir un importe de entre 12.500€ y 60.000€ por beneficiario, correspondiente a un porcentaje, de entre el 50% y el 80%, del presupuesto subvencionable solicitado (que podrá financiar al personal directamente vinculado con el proyecto, gastos de subcontratación de servicios tecnológicos vinculados directamente al proyecto y gastos de contratación de servicios de evaluación tecnológica de la solución software desarrollada).

El plazo de solicitud acaba el 25 de enero de 2016. Más información aquí


Financiación para las PYMES en 2015

La iniciativa emprendedora requiere de una inversión con la que en muchos casos los interesados/as en crear su propia empresa no cuentan. Por ello, es importante conocer las opciones de financiación existentes tanto públicas como privadas antes de que terminen su vigencia coincidiendo con el final de año.

A continuación detallamos una serie de opciones de financiación públicas vigentes:

  1. Líneas ICO. Son unas de las ayudas más conocidas para pymes y emprendedores puestas en marcha por el Instituto de Crédito Oficial. Las funciones principales del ICO son promover y financiar diferentes actividades económicas y proyectos empresariales. Sobre todo, a las que por su transcendencia social, cultural, ecológica o tecnológica merezcan una prioridad ante otros proyectos. Las más relevantes son las siguientes: ICO Empresas y Emprendedores 2015, ICO Garantías SGR SAECA 2015, ICO Internacional 2015 e ICO Exportadores 2015, que se divide en exportadores a corto plazo por un lado y a medio y largo plazo por otro.  Están vigentes hasta el 15 de diciembre de 2015.

Para los interesados/as, deberán dirigirse a cualquier sucursal bancaria ya que las líneas más importantes se tramitan en las oficinas de los principales bancos y cajas de ahorro. Más información: www.ico.es

 

  1. Línea ENISA. Proporcionada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, se trata de una serie de ayudas que apoyan financieramente proyectos empresariales viables e innovadores. Tiene como objetivo el fomento de la creación, crecimiento y consolidación de la empresa española. Entre sus líneas específicas de financiación se encuentra:

-        Financiación Jóvenes Emprendedores ENISA. El propósito de estas ayudas es estimular la creación de pymes promovidas por jóvenes. Para ello, facilitan el acceso de estos a una financiación preferente, con la única garantía de su proyecto empresarial.

Más información: www.enisa.es

 

  1. Fomento de las Industrias Culturales y Creativas. El Ministerio de Industria también ofrece ayudas a la financiación para la modernización, innovación y creación de las industrias culturales y creativas mediante proyectos digitales y tecnológicos, correspondientes al año 2015. Más información: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2015-12850

 

  1. Programa Emprendetur I+D+i. Esta iniciativa busca facilitar el desarrollo de modelos de negocio innovadores, que mejoren la competitividad y rentabilidad del sector turístico español. Asimismo, pretenden fomentar la incorporación al tejido turístico empresarial de jóvenes emprendedores innovadores. Más información: http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2015-7438

 

  1. Créditos para mujeres emprendedoras. El Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM) busca sensibilizar a este colectivo, para que apueste por el autoempleo y la actividad empresarial. Para ello, pone a su disposición una línea de ayudas que facilita el acceso a su financiación en condiciones ventajosas. Más información: http://www.msssi.gob.es/ssi/igualdadOportunidades/iEmpleo/PAEM.htm

 

Además de las mencionadas, existen numerosas opciones de financiación dependiendo del sector, así como otras vías del tipo “aval” como los que otorgan las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) o la alternativa ofrecida por las redes de Business Angels, las cuales desarrollan servicios de intermediación entre empresas emprendedoras y potenciales inversores.


El pago RETA de los socios trabajadores: ¿deducible?

Como en anteriores post, Asesor Autónomo quiere aclarar posibles dudas y casos de controversia referidos a deducciones. En esta ocasión hablaremos de cómo tributan los socios trabajadores de las sociedades profesionales y qué elementos son deducibles en estas situaciones.

Dentro de una sociedad mercantil, la cotización de los socios dependerá de su porcentaje de participación y de la labor que desempeñan dentro de la empresa, es decir, atendiendo a los socios trabajadores, cotizarán en el Régimen de Autónomos (RETA) aquellos cuya participación en el capital social sea superior al 33% de forma directa o equivalga a la mitad del capital ya sea directa o indirectamente.

Además, desde que el 1 de enero de 2015 entrase en vigor la reforma fiscal y la nueva  Ley 26/2014 del IRPF, se consideran ingresos de actividades económicas (actividades profesionales), en lugar de ingresos de trabajo, los obtenidos por los servicios prestados por los socios trabajadores de sus sociedades, siempre que se cumplan estas dos condiciones:

-        Realizar actividades calificadas como profesionales por la Agencia Tributaria (estas actividades son las incluidas en la sección segunda de las tarifas del IAE).

-        Estar incluidos en el Régimen Especial  de Autónomos (RETA) o una mutualidad alternativa.

De este modo, los socios profesionales deberán en primera instancia darse de alta en Hacienda en su actividad profesional, en el epígrafe del IAE que le corresponda de entre los de la sección 2, y así facturarán sus servicios prestados a la empresa, pues no podrá realizarse a través de una nómina. De esta forma, el socio podrá deducirse los gastos que tenga por la actividad profesional y que con una nómina no podía hacer.

Igualmente, y como aspecto clave que queríamos aclarar por suscitar duda en muchos casos, la empresa que como retribución por los servicios prestados a los socios trabajadores le abone el pago del RETA, podrá deducir también esa cantidad, siempre que se haya imputado como rendimiento al socio.

 

Se avecinan pagos, ojo al calendario


Julio es un mes en el que las empresas deben estar atentas a los plazos de los distintos pagos, por eso Asesor Autónomo quiere hacer un pequeño recordatorio de los días fijados en el “Calendario del contribuyente”.

Prepara agenda y calculadora, la segunda quincena de julio trae más que vacaciones para las empresas, eso sí, nuestra asesoría online está siempre disponible para ayudarte a solucionar cualquier duda o consulta que puedas tener.

Fechas límite:

Ø  Hasta el 20 de julio:

            Comenzamos con los pagos de IVA, Renta y Sociedades, es decir, retenciones e ingresos a cuenta de rendimientos del trabajo, actividades económicas.   

Ø  Hasta el 27 de julio:

            Impuesto sobre sociedades e impuesto sobre la renta de no residentes, para entidades con cierre de ejercicio el 31 de Diciembre. 

Ø  Hasta el 30 de julio

  Para las empresas, el tope de presentación de las Cuentas Anuales en el Registro Mercantil 


EL BITCOIN: presente y futuro de una alternativa a los bancos

Es habitual encontrar a diario referencias al denominado “Bitcoin” en medios de comunicación, escuchar hablar sobre su legislación, su evolución, etc., pero ¿qué es Bitcoin y qué papel tiene en el ámbito empresarial cercano al de un autónomo y PYME?





Un repaso rápido por su evolución, puesto que su trayectoria es corta y sólo se remonta a 2009, nos lleva a entender que el famoso “Bitcoin” es un tipo de moneda digital, también llamada criptomoneda, que un japonés, Satoshi Nakamoto, inventó para revolucionar el sistema de pago pues, su iniciativa, que está basada en un software de código abierto y la tecnología P2P, llegó en un momento de crisis pretendiendo eliminar a los bancos de la ecuación económica, suprimir comisiones, preservar la privacidad en las transacciones, facilitar los micropagos entre personas… afianzando hoy por hoy este sistema como el referente para pagos y principal alternativa a los bancos.

Surge por tanto una iniciativa más basada en el poder de lo social, de la “autorregulación” y el medio virtual como soporte. Sin intermediarios que cobren comisiones, pero también sin respaldo financiero de una entidad conocida, algo que hace desconfiar a buena parte de los futuros usuarios de esta revolucionaria moneda. 

Desde los gobiernos centrales de la mayoría de los países que empiezan a ver el despegue de esta moneda, alertan a la población de posibles deficiencias en el uso y de la falta de garantías al carecer de respaldo de organismo oficiales, sin embargo, el día a día en el ámbito empresarial está demostrando que el Bitcoin tiene muchas posibilidades de consagrarse como el medio de pago por excelencia, prueba de ello son las cada vez más empresas que realizan sus transacciones por esta vía, además de los datos que muestran 25 bitcoins cada 10 minutos y 100.000 transacciones diarias sólo en España.

De toda esta realidad surgen muchas cuestiones: 

- ¿Estamos ante el sistema de pago definitivo y más ventajoso por su filosofía social-virtual? Recordemos que las criptomonedas están exentas de IVA (en España).

- ¿La falta de regulación del gobierno es perjudicial sólo para el sector público o realmente los usuarios privados deberían estar alerta? La autorregulación de la que hablábamos es infringida cada vez por más usuarios con fines delictivos y de blanqueo de dinero, deteriorando así una iniciativa que con un buen uso podría revolucionar por completo el sistema de pago.

- Por último, ¿puede que los verdaderos inconvenientes y ventajas del Bitcoin vengan condicionados por la legislación y/o prohibición de cada país? No en vano, puede comprobarse que todos están actualmente trabajando en esta materia, para legalizarlo como Rusia o Argentina, para prohibir su uso o para intentar regularlo, como es el caso de España, que recientemente anunciaba que esperará a que Europa dicte la línea a seguir.   



¿Qué es necesario para que un autónomo perciba una prestación al cese de su actividad?

 

El derecho de los autónomos que cesaran su actividad a percibir una prestación quedaba recogido en la Ley 32/2010, de 5 de agosto, por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos.

Recientemente, dicha norma ha sido modificada por la Ley 35/2014, que a partir del 1 de enero de 2015, recoge los nuevos requisitos y formalidades necesarios para que los autónomos tengan derecho a la protección, de entre las que consideramos especialmente relevantes:

1) Reducción del nivel de pérdidas exigido: en la anterior Ley se recogía que para que fuese legal el cese de actividad por motivos económicos, técnicos, productivos  u organizativos que hiciesen patente la inviabilidad de la empresa, era necesario que el nivel de pérdida oscilase entre el 20% y el 30% de los ingresos obtenidos, situándose ahora en el 10%.

2) Cierre del establecimiento pero libertad de disfrute según el derecho como propietario: el autónomo deberá finalizar la actividad económica vigente hasta el momento y el establecimiento deberá cerrarse al público durante el período de percepción de la prestación, sin embargo, como propietario del inmueble podrá llevar a cabo las acciones de uso y disfrute que considere siempre que no estén vinculadas con la actividad comercial anterior.

3) Acreditación de la situación económica mediante documentación contable del autónomo: en los términos que reglamentariamente se establezcan, aportando la documentación contable que confeccione el trabajador autónomo, en la que se registre el nivel de pérdidas exigido, así como mediante las declaraciones del IVA, del IRPF y demás documentos preceptivos. Además, podrá aportar datos estimados de cierre, al objeto de agilizar la instrucción del procedimiento, e incorporará los definitivos con carácter previo al dictado de la resolución.

4) El cese de la actividad de los consejeros o administradores de sociedades: será legal para aquellas bajas involuntarias del cargo y/o servicios prestados en la empresa cuando ésta sufra pérdidas o bien haya disminuido su patrimonio neto por debajo de las dos terceras partes de la cifra del capital social.

OTRAS NOVEDADES:

-    Amplía el ámbito de aplicación a los autónomos que por las características de su actividad se asimilan a los trabajadores económicamente dependientes, pero que carecen de la calificación legal por ausencia de las formalidades establecidas al efecto.

-    Elimina la obligación de proteger las contingencias profesionales para acceder a la protección por cese de actividad, manteniendo la voluntariedad de acceder a la prestación.

-    Establece una fórmula matemática que se aplicará para adaptar el tipo de cotización a las necesidades financieras del sistema, situándolo entre un mínimo del 2,2 % y un máximo del 4 %. Estas reglas serán de aplicación a efectos del cálculo del tipo de cotización correspondiente al ejercicio 2016.