El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


El pago RETA de los socios trabajadores: ¿deducible?

Como en anteriores post, Asesor Autónomo quiere aclarar posibles dudas y casos de controversia referidos a deducciones. En esta ocasión hablaremos de cómo tributan los socios trabajadores de las sociedades profesionales y qué elementos son deducibles en estas situaciones.

Dentro de una sociedad mercantil, la cotización de los socios dependerá de su porcentaje de participación y de la labor que desempeñan dentro de la empresa, es decir, atendiendo a los socios trabajadores, cotizarán en el Régimen de Autónomos (RETA) aquellos cuya participación en el capital social sea superior al 33% de forma directa o equivalga a la mitad del capital ya sea directa o indirectamente.

Además, desde que el 1 de enero de 2015 entrase en vigor la reforma fiscal y la nueva  Ley 26/2014 del IRPF, se consideran ingresos de actividades económicas (actividades profesionales), en lugar de ingresos de trabajo, los obtenidos por los servicios prestados por los socios trabajadores de sus sociedades, siempre que se cumplan estas dos condiciones:

-        Realizar actividades calificadas como profesionales por la Agencia Tributaria (estas actividades son las incluidas en la sección segunda de las tarifas del IAE).

-        Estar incluidos en el Régimen Especial  de Autónomos (RETA) o una mutualidad alternativa.

De este modo, los socios profesionales deberán en primera instancia darse de alta en Hacienda en su actividad profesional, en el epígrafe del IAE que le corresponda de entre los de la sección 2, y así facturarán sus servicios prestados a la empresa, pues no podrá realizarse a través de una nómina. De esta forma, el socio podrá deducirse los gastos que tenga por la actividad profesional y que con una nómina no podía hacer.

Igualmente, y como aspecto clave que queríamos aclarar por suscitar duda en muchos casos, la empresa que como retribución por los servicios prestados a los socios trabajadores le abone el pago del RETA, podrá deducir también esa cantidad, siempre que se haya imputado como rendimiento al socio.

 

ATENCIÓN AUTÓNOMOS: la Campaña de la Renta 2014 toca a su fin el día 30 de junio.

Como cada año, la campaña para la realización de la declaración de la renta que comenzó en abril, finaliza el próximo 30 de junio. Por ello, a continuación comentamos algunos detalles a tener en cuenta para aquellos autónomos que aún no la hayan presentado. Quedan 10 días para ponerse en marcha, así que no pierdas el tiempo y presta atención a las indicaciones de Asesor Autónomo:

-          Las fechas límite varían, estableciéndose según el calendario del contribuyente el día 30 de junio para declaraciones a devolver, y ¡atención! sólo hasta el 25 de junio si el resultado de la declaración es a pagar. No te confíes, presentar la Renta es un deber de todos y aunque delegues en un asesor para realizarla, debes considerar que en los últimos días también tendrá a más personas que apuraron hasta el último momento para presentarla.

-          La documentación: si eres un autónomo que autogestiona su empresa y se encarga de todos los trámites, no olvides recuperar toda la documentación referente a gastos deducibles, pues siempre suele quedar alguna factura o gasto que no se recuerda y juega a favor de Hacienda en la declaración. Por si acaso te recordamos los gastos desgravables:

·         Si tu oficina está en tu propia casa, podrás desgravar gastos de alquiler, luz, agua o gas, siempre y cuando sean los proporcionales al espacio/uso que hagas referido al ámbito profesional y de desempeño de tu trabajo. Igualmente son desgravables los gastos referidos a material de oficina, equipos informáticos, etc., necesarios, para lo cual sólo será necesario disponer de la factura de pago.

·         Vehículo usado para las labores profesionales, incluyendo los gastos de mantenimiento del mismo, seguro y combustible.

Idem si utilizas cualquier transporte público para tu trabajo diario, gasto que también podrás deducir en la declaración.

·         Personal: los autónomos también pueden desgravar las cotizaciones  de personal contratado en su empresa, así como otros gastos relacionados (formación, indemnizaciones, incluso los seguros de salud del trabajador y cónyuge o familia hasta 500 €, etc.).

Del mismo modo, los servicios profesionales externos independientemente de la índole que sean, pueden deducirse.

·         Actividades relacionadas con el empleo como la asistencia a cualquier evento profesional, la suscripción a materiales…

·         Impuestos y otros gastos financieros: se incluyen como deducibles el IBI (impuesto de bienes inmuebles) sólo cuando el uso del local es comercial, el IAE (impuesto de actividades económicas), el IVA (impuesto valor añadido) que no se haya desgravado trimestralmente, al igual que gastos generados por intereses de préstamos o créditos, deterioro de inmovilizado fijo o interés por aplazamiento de pago, etc.

-          Fallos o errores sancionables: según la Ley Tributaria, cualquier error voluntario o no por parte del declarante puede ser susceptible de sanción por parte de Hacienda. El contribuyente tiene el deber de verificar todos los datos y la responsabilidad de que su declaración del IRPF sea completa.

-          ¡¡Cuidado con los fraudes!!: son muchos los fraudes por Internet que se producen cada año relacionados con la campaña de renta. Uno de los más habituales es la recepción de un correo electrónico donde solicitan la confirmación de la renta para la devolución final del importe.

-          Presentación: existen varias posibilidades para presentar la declaración, principalmente sucursales bancarias autorizadas o centros de la Agencia Tributaria.

Ahora que ya sabes todo sobre la Declaración de la Renta, rápido que sólo faltan días, y si no estás muy seguro, siempre tienes la opción de confiar en un asesor que te ayude en todo lo que necesites.