El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


El pago RETA de los socios trabajadores: ¿deducible?

Como en anteriores post, Asesor Autónomo quiere aclarar posibles dudas y casos de controversia referidos a deducciones. En esta ocasión hablaremos de cómo tributan los socios trabajadores de las sociedades profesionales y qué elementos son deducibles en estas situaciones.

Dentro de una sociedad mercantil, la cotización de los socios dependerá de su porcentaje de participación y de la labor que desempeñan dentro de la empresa, es decir, atendiendo a los socios trabajadores, cotizarán en el Régimen de Autónomos (RETA) aquellos cuya participación en el capital social sea superior al 33% de forma directa o equivalga a la mitad del capital ya sea directa o indirectamente.

Además, desde que el 1 de enero de 2015 entrase en vigor la reforma fiscal y la nueva  Ley 26/2014 del IRPF, se consideran ingresos de actividades económicas (actividades profesionales), en lugar de ingresos de trabajo, los obtenidos por los servicios prestados por los socios trabajadores de sus sociedades, siempre que se cumplan estas dos condiciones:

-        Realizar actividades calificadas como profesionales por la Agencia Tributaria (estas actividades son las incluidas en la sección segunda de las tarifas del IAE).

-        Estar incluidos en el Régimen Especial  de Autónomos (RETA) o una mutualidad alternativa.

De este modo, los socios profesionales deberán en primera instancia darse de alta en Hacienda en su actividad profesional, en el epígrafe del IAE que le corresponda de entre los de la sección 2, y así facturarán sus servicios prestados a la empresa, pues no podrá realizarse a través de una nómina. De esta forma, el socio podrá deducirse los gastos que tenga por la actividad profesional y que con una nómina no podía hacer.

Igualmente, y como aspecto clave que queríamos aclarar por suscitar duda en muchos casos, la empresa que como retribución por los servicios prestados a los socios trabajadores le abone el pago del RETA, podrá deducir también esa cantidad, siempre que se haya imputado como rendimiento al socio.

 

Continua el aumento de afiliaciones al RETA

Continua el aumento de las afiliaciones el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y al Régimen General de la Seguridad Social

Según el informe publicado hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el número de afiliados a la Seguridad Social se ha incrementado en 5.232 (+0.03%). Esto produce que ya sean 16.695.752 las personas afiliadas. Este dato es el mejor de Noviembre, desde  el año 2007. Entre los años 2008 y 2013, todos los meses de noviembre la ocupación solo presentó bajadas.

El Régimen General sumó 5.057 ocupados en noviembre. Es decir, un 0.04% más lo que situó el total de afiliados en 13.510.019. Por otro lado, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ganó 519 cotizantes alcanzando así, los 3.120.052 cotizantes. Por el contrario el Régimen del Mar ha perdido 338 cotizantes (-0.55%) y el del carbón 7 afiliados, (-0.16%)

Hablando a modo genérico, el régimen de la Seguridad Social que más ha elevado su cifra de afiliados es el General, con 325.165 más con respecto al año 2013 (+2.5%), seguido del Régimen de Autónomos, con 77.456 nuevos cotizantes (+2.5%). En cambio, cuando se profundiza en el Régimen General se puede comprobar cómo la afiliación ha sido regular de un sector a otro. Los aumentos más significativos en las afiliaciones es por parte de la educación con 24.568 cotizantes (+3.3%), en segundo lugar la Administración Pública con 20.569 cotizantes (+2.1%) y el comercio con 16.000 afiliados (+0.75).

Por el contrario, la hostelería es el sector con más pérdidas, 82.090 (-7.8%), en segundo lugar se encontraría la agricultura con 3.622 cotizaciones menos (-6.3%), y en tercer lugar el transporte y el almacenamiento con 3.563 afiliados menos (-0.6%). Finalmente el sistema especial agrario a experimentado un aumento de 10.784 afiliaciones (+1.4%), el sistema del hogar 2.410 cotizaciones más (+0.5%) y las afiliaciones de extranjeros han sufrido un descenso en 17.555 trabajadores (-1.1%). Esto último dato es el quinto descenso, en total son  1.304.225 las personas extranjeras afiliadas a la Seguridad Social.


Las cuotas del Régimen Especial de Trabajadores

  Las cuotas del Régimen Especial de Trabajadores 


      Como es sabido por los autónomos, al darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), es obligatorio el abono de una cuota mensual, conocida como la “cuota de autónomos”. En la actualidad y a causa de las numerosas reformas fiscales, esta cuota ha sufrido variaciones. En la actualidad su situación es la siguiente:

1.       Los autónomos tienen que cotizar desde el primer día en el que inician su actividad laboral.

2.       Tienen que cumplir con ciertas obligaciones pertenecientes a la fiscalidad del autónomo.

3.       La base mínima de cotización se fija en 875.70€, mientras que la máxima asciende a 3.597.00€.

4.       La cobertura por incapacidad laboral (IT) es obligatoria para todos los trabajadores autónomos.

5.       Aquellos trabajadores que no hayan optado por la cobertura por accidente de trabajo (AT) y enfermedades profesionales (EP), tendrán un cotización anual del 0.1%.

6.       En 2013, se incluyó la tarifa de 50€  al mes durante los primeros 6 meses, para aquellos trabajadores que realizaran un nuevo alta como autónomos.

7.       Existen una serie de bonificaciones en el RETA aplicables a diferentes colectivos, atendiendo a la edad, grado discapacidad, si proceden de Ceuta y Melilla, sin son mayores de 65 años o aquellos con cese de actividad por maternidad o paternidad.

Cuota para autónomos societarios y autónomos con más de 10 trabajadores por cuenta ajena en el anterior ejercicio:

1.       Aquellos autónomos que hayan tenido 10 o más trabajadores contratados tendrán, una base mínima de cotización para el siguiente ejercicio que se corresponderá a los trabajadores encuadrados en el grupo de cotización 1 del Régimen General, que para el año 2014 es de 1.051.50€. Esto supone un incremento de más del 20% en la cuota de este tipo de autónomos.

2.       Este incremento, también, será aplicado a las administraciones sociales y socios trabajadores que han sido incluidos en el RETA, además de aquellos que no tengan trabajadores en sus sociedades.

Cuota de autónomos con accidentes de trabajo,  enfermedades profesionales y cese de actividad:

     La cobertura por accidente de trabajo (AT) y enfermedades profesionales (EP) es de carácter voluntario excepto para los autónomos, económicamente dependientes o los que desempeñen una actividad profesional con elevado riesgo de siniestralidad.  En caso de que el trabajador solicitara la cobertura por prestación por cese de actividad (desempleo), aún de carácter voluntario, se incluiría un suplemento del 2.20%

 

Para una información más detallada, en nuestro blog, en el apartado “información de interés” podrás encontrar toda la información correspondiente a:

o   La tarifa plana de autónomos.

o   Asistencia sanitaria, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

o   Baja laboral para autónomos.

o   El paro para autónomos.

o   Cese de actividad de autónomos.


Las mutuas por accidentes de trabajo y por enfermedad profesional

Las mutuas por accidentes de trabajo y por enfermedad profesional

     Las Mutuas de Accidentes de Trabajo y enfermedades Profesionales son aquellas asociaciones empresariales que colaboran con la Seguridad Social. Estas asociaciones tienen como objetivo gestionar las prestaciones por:

1.       Accidentes de trabajo.

2.       Enfermedad profesional.

3.       Incapacidad temporal derivada por contingencias comunes de los autónomos.

4.       Gestión del paro de los autónomos.

     En la actualidad es obligatorio cubrir todas las prestaciones por medio de las Mutuas. Se exime de esta obligación a los trabajadores autónomos que quiera cubrir las contingencias comunes, salvo aquellos considerados económicamente dependientes. Cuándo un trabajador por cuenta propia se da de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), obligatoriamente rellenará el formulario TA0521, por el que decidirá que Mutua es la que desea para cubrir sus prestaciones. 

     En el caso de que un autónomo, solicitase el alta como trabajador por cuenta propia y no tuviese cubierto las contingencias profesionales, podría solicitarlas hasta el 1 de Octubre de cada año, siendo efectivo hasta el 1 de enero del año siguiente. En todo caso es necesario rellenar el documento correspondiente de cada Mutua.  Este documento tiene una vigencia temporal de un año, el cual, podrá ser prorrogable por periodo anuales, salvo una denuncia notificada antes del 1 de Octubre del año anterior y cuya adhesión haya sito satisfactoria.


El paro para los autonomos

El paro para los autónomos

     En la actualidad todos los autónomos pueden solicitar la prestación por cese de actividad, o como se conoce popularmente, el paro.  Es necesario tener en cuenta, que como la normativa entro en vigencia en noviembre del 2010, se comienza a cotizar desde esta fecha, siempre y cuando se cotice desde la misma y se halla cotizado un mínimo de 12 meses. Pese a que lleve 3 años desde su puesta en marcha, el cobro de esta prestación es difícil de conseguir debido a los requisitos establecidos por la mutua. Estos son los siguientes:

1.       Estar afiliado y en situación social en el RETA.

2.        Cotizar y tener cubierta la protección por Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales.

3.       Tener cubierto el periodo mínimo de cotización por cese de actividad, el cual debe haberse efectuado durante los 48 meses anteriores y de manera continuado en al menos los 12 meses justamente anteriores.

4.       Encontrase en situación legal de cese de actividad.

5.       No tener la edad ordinaria que da derecho a la jubilación.

6.       Estar al corriente de pago en las cuotas de la Seguridad Social.

7.       La pérdida de licencia por infracción penal, no da derecho a esta prestación.

     Para poder saber a cuánto asciende la cuantía, es necesario saber que la base de cotización se corresponde a la base de cotización del Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos. Se aplica el 2.2% de cotización, en base al cese de actividad.  La duración de la prestación depende del periodo que el autónomo haya estado cotizando.

PERIODO DE COTIZACIÓN POR MESES

DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN

De 12 a 17

2 meses

De 18 a 23

3 meses

De 24 a 29

4 meses

De 30 a 35

5 meses

De 36 a 42

6 meses

De 43 a 47

8 meses

De 48 en adelante

12 meses

 

   

 Existen una serie de variaciones en la duración si el autónomo que la solicita tiene una edad comprendida entre los 60 y los 64 años:

PERIODO DE COTIZACIÓN POR MESES

DURACIÓN DE LA PRESTACIÓN

De 12 a 17

2 meses

De 18 a 23

4 meses

De 24 a 29

6 meses

De 30 a 35

8 meses

De 36 a 42

10 meses

De 43 en adelante

12meses

 

     Para conocer la cuantía exacta correspondiente a cada autónomo solo es necesario saber que será el 70% con respecto de la base reguladora. Es decir, el promedio de las bases en las que un autónomo hay estado cotizando durante los 12 meses inmediatamente anteriores al cese de su actividad.

Los motivos por el que se puede aplicar un cese de actividad son los siguientes:

1. Trabajadores autónomos:

a.       Causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que hagan inviable continuar con la actividad.

b.      Fuerza mayor, determinante del cese temporal o definitivo de la actividad.

c.       Pérdida de la licencia administrativa.

d.      Violencia de género.

e.      Divorcio o separación matrimoniales que ocasionen dejar de ejercer funciones incluidas en el Régimen de Trabajadores autónomos.

2. Autónomos económicamente dependientes:

a.       Extinción de la duración del contrato o finalización de la obra o servicio.

b.      Incumplimiento contractual grave del cliente.

c.       Rescisión del contrato por causa justificada o injustificada por el cliente.

d.      Muerte, incapacidad o jubilación del cliente, que impida seguir con la actividad.


El funcionamiento de las prestaciones por maternidad

El funcionamiento de las prestaciones por maternidad para autónomas

     La normativa  regula tanto la duración del subsidio, como la cantidad a cobrar, en función de las cotizaciones abonadas a la Seguridad Social. Toda trabajadora tiene derecho a solicitar la baja por descanso, en situaciones de maternidad, adopción, acogimiento o tutela familiar. Para ello se tiene cumplir con la filiación a la Seguridad Social, estar en situación de alta en el RETA, estar al corriente de pago en el abono de las mensualidades y cumplir con un tiempo mínimo de cotización. Esta, está establecida de acuerdo con los siguientes criterios:

  1. No es necesario contar con un periodo mínimo de cotización para autónomas menores  de 21 años, en la fecha de parto o en la fecha en la que se produce el acogimiento o adopción.
  2. Aquellas jóvenes de entre 21 y  26 años, deberán tener cumplidos, en la fecha del parto, 90 días en los 7 años anteriores al momento del inicio del descanso, o 180 días cotizados a lo largo de la vida laboral.
  3. Las autónomas mayores de los 26 años,  a fecha del parto, deberán cotizar  180 días en los 7 años posteriores al momento del inicio de su descanso o, en su caso, 360 días de toda su vida laboral.

     El subsidio, tiene una duración de 16 semanas ininterrumpidas. Esta duración, tendrá comienzo en la fecha del parto, si es por acogimiento o adopción, será posterior. En ambos casos, deberá ser confirmada en un plazo máximo de 15 días al inicio de la misma. En el caso de que durante este periodo se requiera, de una etapa de hospitalización, siempre se podrá incrementar el número de semanas.  La mujer que lo desee, puede solicitar un traspaso, de hasta 10 de sus 16 semanas de descanso, para el progenitor. Eso sí, las seis semanas posteriores al parto deben ser disfrutadas obligatoriamente por la madre.

     Cuando se trata de mujeres  víctimas de violencia de género la ley incluye excepciones. Aquellas autónomas que soliciten la prestación, no tienen la obligación de haber cotizado los 6 meses previos, a la fecha de inicio del descanso. Para calcular la cuantía de estos 6 meses, se procederá a realizar un promedio en relación a los 6 meses previos a estos. Para todos los casos la cuantía corresponderá al 100% de la base reguladora. Generalmente es prestada en concepto de incapacidad temporal (IT). Si se paga la cuota mínima de autónomos, es decir, 256.72€ durante un año, se tendrá derecho a una prestación de 856.60€. Se recomiendo cotizar más en los últimos meses, antes del inicio del descanso, para poder cobrar una mayor cantidad. Además es obligatorio cotizar durante el periodo de la  prestación.


Tarifa plana para autónomos

Así es como funciona la nueva “tarifa plana” para autónomos 

            En el real Decreto-Ley de apoyo al emprendedor y de estímulo al crecimiento y a la creación de empleo, aprobado por el Consejo de Ministros el 22 de febrero de 2013, se incluyó en el marco de Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016, una “tarifa plana” para autónomos. De este modo se establecía reducciones y bonificaciones, durante los primeros meses en los que el autónomo, este dado de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).

      Al finalizar estos seis meses, se establecerá un período de reducciones y bonificaciones. De este modo en los primeros seis meses se reducirá la cuantía en un 80%, los seis meses siguientes en un 50% y los seis posteriores un 30%. Por otro lado, en el caso de los hombres menores de 30 años y las mujeres menores de 35 la reducción del 30% pasa a ser de un 18%.

      Con otras palabras, si un autónomo cotiza, alrededor de los 250€ mensuales, comenzará a pagar una cantidad de 50€, seis meses después 127€ y los seis meses siguientes 179€. Estas cifras se calculan en torno a la base de cotización de cada de cada emprendedor, por lo que pueden variar de uno a otro.

     Debido al éxito de este nuevo decreto-ley, ya son más de 270.000 nuevos emprendedores en España. Por lo que se amplió el ámbito de la tarifa plana a todos los nuevos autónomos, independientemente de su edad. Durante los primeros meses de vigencia, cualquier persona dada de alta como Autónomo en la Seguridad Social, podía disfrutar de estos beneficios, con dos excepciones. La primera es que no pueden contratar trabajadores y la segunda, es que en los últimos cinco años no se hayan dado de alta.

     Actualmente se ha incluido una modificación en esta cuota. Anteriormente los autónomos que contratasen un trabajador bajo contrato de indefinido tendrían que abonar 100€ al mes como cuota de autónomo, esto ya no es así. Ahora todo aquel autónomo que contrate un trabajador con carácter de indefinido podrá seguir beneficiandose de esta tarifa plana de 50€ mensuales.

     Esta misma cuota se manetendrá para el cambio de contrato de temporales a indefinidos, siempre que asegure el aumento de empleo en la empresa. Así, se establece que aquellas empresas con menos de 10 trabajadores podrán disfrutar de esta tarifa los primeros 24 meses. Una vez transcurridos, se realizará una reducción del 50%.

     Este real decreto-ley realiza una excepción en la normativa sobre bonificaciones, para el fomento del empleo, permitiendo la contratación de hijos, cónyuges, o personas con cualquier relación consanguínea con el autónomo, siempre y cuando el trabajador esté dado de alta como autónomo.

     En dicho caso, si el autónomo realiza una contratación por cuenta ajena, a sus hijos menos de 30 años a mayores de la mencionada edad, con especiales dificultades para su inserción laboral, se puede coger a esta tarifa. Todo ello con la finalidad de incentivar la contratación de jóvenes y el fomento del empleo. En caso del incumpliendo del contrato indefinido en el primer año, se deberá abonar la totalidad del dinero ahorrado de estas tarifas. Si se realiza en los dos primeros años, el ingreso deberá de ser del 50%. Si en cambio, se realiza en el tercer año, la devolución deberá ser del 30% de lo ahorrado.