El Blog de Asesor Autónomo

rss

Aquí encontrarás todas las consultas y dudas en el ámbito fiscal, que se puedan plantear a los Autónomos.


¿Cómo tributan las subvenciones recibidas para promoción del empleo autónomo?

 

La promoción del empleo autónomo resulta de especial relevancia en nuestro país, siendo además una de las partidas presupuestarias que anualmente  dedica, mediante diversas subvenciones, numeroso capital para el fomento de este ámbito.

Concretamente, se trata de un programa de ámbito nacional gestionado por las diferentes comunidades autónomas generalmente a través de sus Consejerías de Empleo y por el Servicio Público de Empleo Estatal en aquellas CC.AA. que no hayan asumido competencias en la materia y en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, que está cofinanciado por el Fondo Social Europeo, y que ofrece unos atractivos incentivos al autoempleo mediante distintas subvenciones: a fondo perdido, por primer establecimiento, subvención financiera, subvención para asistencia técnica y subvención a la formación.

El objetivo de este post es aclarar el tipo de tributación pertinente dependiendo de la subvención recibida para la promoción del empleo autónomo, es decir, las distintas modalidades que pueden adoptar estas ayudas y sus diferentes aplicaciones dan lugar a un distinto tratamiento tributario según la calificación que proceda otorgar a las ayudas: subvenciones corrientes o de capital.

Si las ayudas se aplican a compensar gastos del ejercicio o la pérdida de ingresos, se consideran subvenciones corrientes y constituyen ingresos del ejercicio.

Por el contrario, las destinadas a favorecer inversiones en inmovilizado o gastos de proyección plurianual se tratan como subvenciones de capital y se imputan en la misma medida en que se amorticen las inversiones o los gastos realizados con cargo a las mismas. Si los bienes que subvencionan no son amortizables, la subvención se imputa íntegramente en el ejercicio en que se produzca la enajenación o la baja en el inventario del activo financiado con la subvención.

Aunque entre los requisitos exigidos para la concesión de la subvención se exija acreditar una inversión en inmovilizado fijo necesario para el desarrollo de la actividad, si la finalidad de la misma es el fomento de la creación de empleo estableciendo una renta de inserción, es decir, la de asegurar unos ingresos durante el inicio de la actividad y puesta en marcha de la iniciativa empresarial o profesional, estaremos ante una subvención corriente, que debe imputarse en el período impositivo en que se devengue (es decir, en el período impositivo en que se reconozca en firme la concesión de la subvención y se cuantifique la misma; LIRPF art.14.1.b), o bien en el período impositivo en que se produzca su cobro, si el contribuyente opta por el criterio de cobros y pagos para la imputación temporal de los ingresos y gastos derivados de rendimientos de actividades económicas (RIRPF art.7.2).

 


Subvenciones estatales para la mejora de la empleabilidad, la cualificación y la inserción profesional de jóvenes.

Aprobada recientemente la convocatoria de subvenciones públicas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) con la finalidad de mejorar la empleabilidad, la cualificación y la inserción profesional de jóvenes.

Concretamente, una de las resoluciones (de 21 de agosto de 2015), va destinada a jóvenes menores de treinta años, con especial atención a los de baja cualificación y a quienes se hallan en situación de desempleo, que deseen mejorar sus competencias profesionales para aumentar sus posibilidades de inserción o permanencia en el mercado de trabajo. Para ello, la convocatoria incluye acciones de formación profesional para el empleo dirigidas a la obtención de certificados de profesionalidad y para el acceso a los mismos y acciones formativas vinculadas con competencias en tecnologías de la información y la comunicación e idiomas.

Las solicitudes de subvención que se presenten en el marco de esta convocatoria se tramitarán de forma electrónica mediante la aplicación informática que estará a disposición de las entidades solicitantes en la página web de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo (www.fundaciontripartita.org), y el plazo para la presentación de solicitudes finalizará a los 20 días naturales a partir de la fecha de entrada en vigor de esta resolución (30 de agosto).

Igualmente, la otra resolución (de 24 de agosto de 2015), también en la línea de la mejora de la empleabilidad, la cualificación y la inserción profesional, en este caso para jóvenes inscritos en el Fichero Nacional de Garantía Juvenil (no necesariamente como demandantes de empleo), mediante proyectos que incluyan acciones formativas con compromiso de contratación, proporcionando a los participantes las competencias que les permitan adaptarse a los requerimientos del sistema productivo.

Las acciones formativas, que incluyan compromisos de contratación y respondan a las necesidades de cualificación y/o a los requerimientos específicos de empleo hacia los que se dirigen dichas acciones, podrán estar vinculadas o no a la obtención de certificados de profesionalidad, y su modalidad podrá ser presencial, teleformación y mixta.

La contratación por parte de las entidades solicitantes podrá celebrarse por tiempo indefinido o por duración temporal, con una duración del contrato de, como mínimo, 6 meses en caso de jornada a tiempo completo y de 9 meses cuando la jornada sea a tiempo parcial.

El plazo de solicitud para esta resolución es de 30 días naturales a partir 30 de agosto de 2015, y la duración de los proyectos (en ambas resoluciones) se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2016 a partir de la fecha de notificación de la resolución de concesión de la subvención a los beneficiarios.

El importe de estas subvenciones asciende a 100 millones de euros de los cuales 40 millones de euros irán dirigidos a jóvenes menores de 30 años y 60 millones de euros a jóvenes inscritos al programa mediante el Fichero Nacional de Garantía Juvenil, afectando el presupuesto a varios ejercicios (hasta el año 2017).

Más información: BOE 29/08/15


La cámara de cuenta acusa de “falta de coordinación y de control” a la Cámara de cuentas durante los ejercicios de 2007 a 2013

La cámara de Cuentas acusa de “falta de coordinación y de control” a la Cámara de cuentas durante los ejercicios de 2007 a 2013

Nuevo informe de fiscalización emitido por la Cámara de Cuentas revela que las subvenciones que han sido concedidas a los autónomos, entre los años 2007 y 2013, han sido realizadas con muy poco control y malas medidas de evaluación para la comprobación de su eficiencia.

El presidente de la Cámara de Cuentas de Andalucía, Antonio López ha llegado a la conclusión de que el método de ejecución del Plan de Fomento y de Consolidación del Trabajo Autónomo en Andalucía durante el periodo de 2007 a 2013 se ha caracterizado por su “falta de coordinación, seguimiento y control, así como de continuidad en las ayudas concedidas”

Por medio de la agencia Idea y de la Junta, la Conserjería de Empleo concedió 356 millones de eros al autoempleo, a más de 48.000 autónomos, de los que ha pagado 330 millones. De esta cantidad, únicamente se han devuelto 33 millones. Por otro lado 115 millones es la cantidad pendiente por justificar y que tienen un límite vencido, para poder ser pagadas por parte de los autónomos. Por otro lado 23 millones ya están bajo procedimiento de reintegro.

El órgano de fiscalización ha pedido a la Consejería de Conomía, Innovación, Ciencia y Empleo que se realice con la mayor brevedad y urgencia posible la gestión de todas estas prescripciónes, puesto que hay un elevado riesgo de caducidad de las mismas. La justifiación aportada por el secretario de Economía, Gaspar Llanes a los 15.522 expedientes que todavía no ha sido verificados, es debido a la “falta de recursos humanos”